Qué es Coaching Personal

conversacionCoaching Personal es, en esencia, una conversación enriquecedora entre el coach y el cliente, sustentada en una poderosa asunción:

El cliente conoce la respuesta adecuada a cualquier pregunta o reto que concierne a su vida, dado que cada persona es experta en su propia vida, mientras que el coach es (o debería ser) el experto en el proceso de coaching con el fin de facilitar al cliente encontrar tales respuestas, aún en el caso de que las mismas estén escondidas en su interior o estén sin clarificar.

El coaching procura potenciar al cliente para que consiga la mejor versión de su persona, de acuerdo con sus valores específicos que configuran ese ser humano único y singular, diferente de cualquier otro.

Por supuesto que el coaching es más que una conversación. Para ser efectivo, el coaching requiere un firme compromiso por parte del cliente para llevar a cabo las tareas necesarias que conviertan sus sueños en realidad. El coach ha de ayudar al cliente a clarificar sus objetivos, explorar sus valores, preparar el plan de acción, identificar y eliminar barreras, cambiar hábitos y, muy importante, sostener al cliente durante el viaje del cambio.

El coaching es de gran ayuda en una amplia gama de situaciones, tales como:

  1. Reforzar confianza y autoestima
  2. Cambio de trabajo o profesión
  3. Poner orden en la propia vida
  4. Desarrollo personal
  5. Búsqueda de propósito y vivir conforme al mismo
  6. Superar situaciones de estrés o frustración
  7. Superar conflictos familiares
  8. Recuperar la propia identidad
  9. Clarificar objetivos personales y profesionales
  10. Crear lo que realmente quieres, encontrando nuevos caminos
  11. Diseñar la estrategia para eliminar obstáculos y lograr los objetivos fijados
  12. Desmontar o sobrepasar creencias limitantes, yendo más allá, cambiando hábitos y hacer “aquello que quieres”
  13. Definir qué significan para ti términos como felicidad y éxito.
  14. Descubrir tus capacidades únicas

¿Cuándo necesitas un coach?

  • Cuando sientas que estás perdiendo algo en tu vida
  • Cuando te hagas preguntas para las que no tengas respuesta
  • Cuando sientas miedo del día a día
  • Cuando tus relaciones no funcionen como quieres
  • Cuando te sientas abrumado, sobrepasado, frustrado y cansado
  • Cuando sientas que no se te valora como realmente mereces