La Soledad del Emprendedor de Fondo

abril 1, 2017

En este post se plantea una cuestión sobre la que no hay consenso: es la siguiente ¿Qué es mejor, emprender en solitario o con socios?

Paul Graham considera que ser “Fundador único” es la causa número 1 de los fracasos de Startups y dice al respecto “¿Alguna vez se ha dado cuenta de cómo pocas startups exitosas fueron fundados por una sola persona? Incluso las empresas que usted piensa que tienen un fundador, como Oracle, por lo general resultan tener más. Parece improbable que esto sea una coincidencia.”.

No es bueno que el Hombre esté solo

Paul Graham es co-fundador de Y Combinator, sociedad que financia Startups en las fases iniciales de las mismas ¡sería sorprendente que Paul Graham fuera fundador único! En la sección FAQ  (Preguntas Más Frecuentes) de la Web  de Y Combinator se lee lo siguiente: “¿Puede solicitar fondos una persona sola? Sí, lo aceptamos normalmente, aunque nuestro consejo de que las startups de una sola persona son más difíciles y es más probable que tengan éxito con un cofundador.”

Las razones que Paul Graham que ir solo como fundador es “un voto de no confianza”, “no ser capaz de hablar con sus amigos para iniciar una empresa con él”, “la desventaja que suponer iniciar la puesta en marcha, que es demasiado difícil para una persona”, “incluso si eres capaz de hacer todo el trabajo por ti mismo, necesitas a tus colegas para hacer brainstorming, para que te adviertan de decisiones estúpidas y para animarte cuando las cosas salgan mal”.

Todos estos argumentos pueden ser cuestionados. Sin embargo, añade otro singularmente sólido, cuando dice “Los puntos bajos son al inicio tan bajos que pocos podían soportarlos solos. Cuando tienes varios fundadores, el (esprit de corps espíritu de pertenencia en el original) los une de una manera que parece violar las leyes de conservación. Cada uno piensa “no puedo dejar a mis amigos abajo.” Esta es una de las fuerzas más poderosas de la naturaleza humana, y falta cuando sólo hay un fundador.”

Mejor solo que mal acompañado

Escuchemos a quienes no opinan lo mismo. Haje Jan Kamps, escribe un artículo bien documentado, titulado “Rompiendo un mito: Los datos muestran que realmente no necesitas un co-fundador” (Breaking a myth: Data shows you don’t actually need a co-founder)  apoyándose en datos extraídos de CrunchBase resalta que de un total de 7.348 compañías que han conseguido más de 10 millones de dólares de inversores, el 46% de éstas compañías tenían un fundador único. Más aún, si de esta misma fuente, nos fijamos en las compañías que han tenido éxito (con independencia de que hayan logrado o no la financiación de 10 millones de dólares), el porcentaje de un fundador único, sube a 56%.

En qué quedamos

Entonces ¿Con qué nos quedamos? Te animo a que curiosees estos artículos y, sobre todo, a que leas los comentarios de gente anónima o más bien, desconocida. Es fantástica la variedad de interpretaciones, de ejemplos personales o imaginados. Es también singular la influencia de los mitos del emprendimiento, cuyos arquetipos condicionan la forma de pensar de muchos.

Y tu ¿qué opinas?

Desde la perspectiva del coaching y cuidando “no dar consejo”, imagino un cliente emprendedor con el que mantengo unas conversaciones de acompañamiento. Sigo imaginando situaciones diversas: cliente que está solo y se encuentra bien tal como está, cliente que está solo y no se encuentra bien como está, cliente que tiene socio/socios y se encuentra bien con esta asociación y, por cerrar la combinatoria básica, cliente que tiene socio/socios y no se encuentra bien con ésta asociación.

Ante estas situaciones un asesor, según su saber hacer y convicciones propias, podría optar por hacer recomendaciones a su cliente, según le sugiera el caso. Hasta el refranero tiene sugerencias que suenan oportunas: “es mejor solo que mal acompañado”, “ven más cuatro ojos que dos”, “quien tiene un amigo, tiene un tesoro” …  sin importar que el propio refranero caiga en flagrantes contradicciones: “No hay dos sin tres”, “A la tercera va la vencida”.

Lo que hace un coach es indagar, preguntar, validar con el cliente su auténtica situación, tal vez distinta de la aparente y eso sólo lo sabe el propio cliente. Intuyo que, si todo va a pedir de boca, es probable que no tengas tal cliente y que éste llegue cuando sienta algún “desajuste”, no me gusta la palabra “problema”, y entienda que una conversación próxima y distante al mismo tiempo con un coach, pueda proporcionarle la auto orientación que busca, el nivel de confianza que requiere, la habilidad de gestionar las relaciones con sus socios (si es que los tiene), con su equipo (si es que tiene), con sus inversores (si es que aplica), con su familia (si llega el caso), consigo mismo (uno mismo está ahí siempre). De estas conversaciones, el cliente valorará y decidirá por sí mismo, buscar socios, plantar cara, modificar su estrategia, reenfocar sus relaciones, perseverar en su camino, pivotar, frenar y pensar, acelerar, descubrir que ciertas barreras no eran tales, descubrir recursos de todo tipo que estaban ahí medio camuflados, invisibles, como camaleones.

Todo es indagar, profundizar en los temas con la fuerza de las preguntas, que inexorablemente llevan a las respuestas adecuadas: la del propio cliente, que sabe más que nadie de sus vida y sus circunstancias y, por tanto, conoce como nadie puede conocer cómo se acomodan las opciones que se muestra en el camino, a esa entidad compleja que es su propia vida.

Volviendo a los datos, aquí tenemos un gráfico que muestra a compañías bastante conocidas la mayoría y el número de miembros fundadores. Otra vez la discrepancia de las observaciones según la fuente, pues aquí solo el 10% es “unipersonal”.

 

Acerca de mi…

Me llamo Domingo Valhondo y soy Coach Personal y Coach de Equipo certificado por la International Coaching Community, así como experto en Lean Management.

He llevado a cabo investigaciones como El Coaching, una herramienta al servicio de la Adolescencia y Coaching: la Voz del Cliente, auspiciadas por el Instituto Ben Pensante.

Autor del libro Gestión del Conocimiento: del Mito a la Realidad, publicado por Díaz de Santos Ediciones de Madrid, y de la obra de ficción Relatos Inquietantes, publicada por PuntoRojoLibros.

Premio Gestión del Conocimiento 2015 concedido por la Fundación Gestión del Conocimiento

Organizador de los grupos de Meetup denominados Coaching en Abierto y Coaching Resiliente

Suscríbete a nuestro Boletín

¡Suscríbete y recibe avisos de nuevos artículos!

Facebook